924 433 307 info@vimedical.es
Lifting de Muslos en Vimedical

Lifting de Muslos

¿En qué consiste?

Es un procedimiento quirúrgico que consiste en traccionar la piel de los muslos en sentido superior y medial para conseguir mejorar el descolgamiento y el volumen de los mismos, obteniendo resultados en su forma y tersura.

¿A quién va dirigida?

A aquellos pacientes que buscan mejorar el contorno de los muslos y recuperar su forma bien porque la piel de los mismos está descolgada o bien para corregir el descolgamiento producido en la piel tras una reducción importante de peso.

Características de la intervención

En función de la anatomía previa de la persona y el objetivo que se quiera conseguir existen  técnicas, una es la dermolipectomia de cicatriz corta, que se realiza en extremidades con un exceso de grasa y piel moderado y donde la extirpación del tejido sobrante se realiza dejando una cicatriz en la ingle, otra, dermolipectonia de cicatriz larga o longitudinal (T), para casos de gran cantidad de piel sobrante y donde la extirpación del tejido se realiza con una cicatriz longitudinal al muslo y situada en la cara interna de la extremidad. Y por ultimo otra cuando el descolgamiento es de la cara externa del muslo que dejara cicatriz lateral por la cadera para que se esconda en el bañador.
El tratamiento quirúrgico determinado como cirugía compleja se realizará bajo anestesia general y el paciente será hospitalizado mínimo una noche.
La duración de la operación es de aproximadamente 1 ó 2 horas.

Periodo de recuperación

Desde su intervención y hasta un periodo de 24 a 48 horas el paciente deberá mantener reposo para evitar posibles molestias.
Tras la cirugía se pueden colocar tubos de drenaje bajo la piel durante 24 horas para disminuir la posibilidad de que se acumulen fluidos. Se concertará una nueva visita en las siguientes 72 horas donde se realiza cura y reajuste de la prenda compresiva. Esta prenda compresiva se utilizará durante un periodo de 2 o 6 semanas para poder asegurar que los muslos  se alisen, ayudando a reducir la inflamación y evitar complicaciones futuras.
La sutura intradérmica es reabsorbible y en una nueva visita en un periodo aproximado de 2 o 3 semanas se retiran todos los puntos de seguridad.
Habitualmente a las dos semanas aproximadamente se podrá realizar una vida prácticamente normal. La nueva forma corporal empezará a notarse a las 6 semanas de la intervención. Se establecerán futuras revisiones periódicas para asegurar que no surge ninguna anomalía en la zona intervenida. Utilizamos láminas de silicona para mejora de la cicatriz.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
Este website utiliza cookies para que o utilizador tenha uma melhor experiência. Se continuar neste site estará a aceitar a nossa política de cookies, clique em baixo para obter mais informação. ACEPTAR

Aviso de cookies