Si bien, los médicos estamos aprendiendo más sobre los numerosos beneficios a la salud que ofrece la vitamina D, la cual incluso podría ayudar a reducir el riesgo de algunos cánceres. Su piel produce vitamina D de forma natural cuando se expone al sol. La cantidad de vitamina D que usted obtiene depende de muchos factores, incluyendo su edad, cuán oscura es su piel y cuán intensa es la luz solar en el lugar donde vive.

Actualmente, los médicos no estamos seguros de cuál es el nivel óptimo de vitamina D. Se están realizando muchas investigaciones sobre este tema. Siempre que sea posible, resulta mejor obtener la vitamina D de su alimentación o complementos vitamínicos en lugar de la exposición al sol, ya que las fuentes alimentarias y los suplementos vitamínicos no aumentan el riesgo de cáncer de piel ni otras alteraciones cutaneas y si lo produce la exposicion al sol. Además, por lo general son típicamente maneras más confiables para obtener la cantidad de vitamina D que necesita.

Tras esta breve aclaracion , una exposicion prolongada al sol o a radiaciones UV puede producir:

lesiones oculares que pueden ir desde una conjuntivitis actínica provocada por las radiaciones ultravioletas, pasando por hinchazones, enrojecimientos e incluso lesiones en la córnea, el cristalino o la retina.

La piel es otra de las que más sufre las constantes exposiciones a los rayos del sol y es muy frecuente que aparezcan enfermedades del tipo:

Quemaduras solares: se producen debido a una sobrexposición a los rayos ultravioletas B (UVB). En función del pigmento cutáneo de la persona y de la cantidad de tiempo que haya estado expuesta al sol, la piel se vuelve roja, inflamada y dolorida. Posteriormente, se pueden llegar a formar ampollas y la piel se descama. Algunas personas quemadas por el sol pueden incluso presentar fiebre, escalofríos y debilidad en los casos menos graves. En los más graves, pueden incluso entrar en estado de shock (hipotensión arterial o desvanecimiento). Es posible que los primeros signos de quemaduras no aparezcan durante unas cuantas horas. Lo normal es que sea unas 24 horas después de la exposición.

Fotoenvejecimiento: se caracteriza por la aparición de arrugas, pecas, léntigos solares y telangiectasia o aparición de pequeñas venas en la piel. Se trata de un envejecimiento prematuro extrínseco de la piel, que altera el proceso natural y que se debe a los rayos UVA principalmente ya que son los que degradan las células que dan firmeza a la piel y generan flacidez, arrugas, manchas y deshidratación.

Carcinoma basecular: se trata del cáncer de piel más frecuente y se puede encontrar principalmente en la cara, la nariz y la frente.El riesgo de la aparición de un carcinoma basocelular aumenta con antecedentes familiares de la enfermedad y con una exposición acumulativa de luz solar ultravioleta. Por eso, es más frecuente en personas de raza blanca, rubias y de piel clara.

Melanoma maligno cutáneo: es uno de los casos de cáncer más graves producidos en la piel. Se trata generalmente de un tumor cutáneo altamente invasivo por su capacidad de generar metástasis o propagación del foco canceroso a los diferentes órganos del cuerpo humano. En su aparición, influyen factores de tipo intrínseco (hereditarios) y extrínsecos en cuyo caso, el factor más relevante es la exposición a la luz solar.

Carcinoma espinocelular: es un tumor maligno en el que se observa una proliferación sin control de las células del estrato espinoso de la piel. Se origina debido a alteraciones en el ADN de las células cutáneas y se produce principalmente por quemaduras de la piel que ha sido sobreexpuesta a los rayos solares. Normalmente, se localiza en la superficie de la piel, lo que hace posible detectar ese tumor de manera temprana.

Por todo ello, debemos asegurarnos de proteger nuestro cuerpo de manera adecuada ante la radiación solar para evitar la aparición de este tipo de enfermedades, algunas de ellas de enorme gravedad. A continuación, os proponemos una serie de consejos y recomendaciones para el cuidado del cuerpo ante las radiaciones del sol.

COMO PREVENIR DICHAS ENFERMEDADES:

– Proteccion solar adecuada para cada tipo de piel

– buena hidratacion.

– Gafas com lentes adecuadas.

– Evitar la exposicion en horas de sol mas intensas.

– Aumentar proteccion si tomamos medicamentos fotosensibles.

– proteger los labios.

– usar sombreros.

– evitar colonias y/o productos com alcohol ya que son fotosensibilizantes.

En medicina Estética solemos tratar las consecuencias derivadas de una exposición solar y/o aparatos de rayos UVA de larga y corta data sin ningún tipo de prevencion como son los lentigos solares, las pieles deshidratadas y sin luz, las arrugas… Pero como médicos no querríamos llegar a esto, ya que lo que nos preocupa ante todo es su salud, y esto ya no se trata de belleza solo, sino de ir mas allá, esta en cada uno evitar grandes riesgos con estos pequeños consejos. En nuestra web también puedes encontrar las reglas básicas de belleza para el Verano.

EL SOL ES NECESARIO PERO TAMBIÉN PUEDE SER MUY PELIGROSO, TOMA CONCIENCIA!!.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies